martes, 29 de diciembre de 2009

Esbozo de Amsterdam



Acabo de bajar del avión y me atrapan fuerzas cada vez más peligrosas y destructivas. No puedo describirlo, ni siquiera puedo escribir decentemente en la libreta que me regalarás sin que me tiemble la mano. Siento que puedo fundir ese coche de exposición que hay camino de la aduana con solo apoyar mi mano.
Estoy flotando en el espacio, siguiendo unas flechas de la pared que me llevarán a un mundo de sensaciones nuevas. Todo parece descolocado pero a la vez en armonía, como si pudiera sentir el nuevo orden de otra dimensión. Puedo sentir tu presencia fuera y puedo porque sabes donde estoy en este momento. Ni todo el sucio dinero de este jodido sistema corrupto de mierda podría comprar mi determinación en este momento.
Mi absoluta falta de duda es un punto en contra en el control de seguridad y me paran esperando encontrar algo que no debería llevar, pero ignoran mi lealtad hacia lo que he venido a hacer a su país. Tengo objetivos importantes que alcanzar, objetivos que no se pueden detectar en el scanner de la aduana. Espero que sepan como tirar una buena guinnes, tengo cosas que hacer.
Sigo adelante buscando la salida y buscando a una de las 2 personas por las que daría la vida, una eres tú y no estás aquí, la otra me espera fuera. Todos los demás podeís pudriros en el infierno malditos bastardos, no tenéis autorización para parecerme interesantes.
El encuentro se realiza y la adrenalina se dispara. Llevas horas aquí disfrutando y esperando a que llegara. Llevas semanas esperando estos jodidos días al igual que yo y llevas ropa para el invierno siberiano, como todos los turistas, incluido yo.
Te conozco y te has lanzado con tu cámara a retratar momentos únicos. Has ido a perderte por el mundo y a ver si conseguías el amor de una bailarina, sabiendo que yo no puedo seguirte. Te conozco y quieres ser el guía, pero no hace falta perseguir fantasmas en este mundo para sentirse mejor.¿ Te acuerdas de lo que te dije en tu casa antes de marcharme?¿Recuerdas lo que te leistei mientras esperabas el turno para pasar la ITV?
Eso nunca va a cambiar viejo amigo, y está mas vigente a cada día que pasa. Nunca lo olvides, asi que abre mas el obturador para verme, porque hay una luz que ni siquiera con la mejor cámara se puede captar, y es la que viene de la oscuridad.
Recuerdo un árbol de luces azules y violetas. Recuerdo un pequeño muelle al lado de un canal donde no podíamos pararnos nunca jamás, recuerdo ese árbol tenebroso y a la vez hermoso perdido en el parque. Recuerdo tu risa y el vendedor de zapatos intentando entender tu español o el vendedor de libros intentando entender mi inglés.
¿Que dirias que ha cambiado en este tiempo que nos conocernos? Yo no sé lo que piensas pero sé lo que ha cambiado creo que aún eres mejor persona, y lo creo porque no solo es percepción mía, sino de todos los que te rodean. ¿Dirías que yo he cambiado?, Sin duda. Al igual que tu, alguien que te quiera tal y como eres, que no te juzgue y te respete como persona es lo mejor que pueda pasarte. Maldita sea, si lo acabamos jodiendo es que somos gilipollas tío.
El párrafo anterior es totalmente innecesario si no has compartido en el retiro un litro (o 3) de cerveza durante horas. Algo que yo personalmente echo mucho de menos, maldita sea joder, necesito sentirme vivo y reirme de Judith o del parra. ¿Recuerdas esos tiempos verdad? La mierda que echamos sobre la mesa de los fascistas, la zorra de Mar o tu bufanda palestina que me puse en la cabeza en el autobús meses después del 11-m.
Me desplazo lentamente por las calles con fotógrafo a mi lado, siento que el frío congela mis venas y no me importa. Hay decenas de tiendas con cosas que yo no había visto antes y comida preparada para comer en consignas protegidas por monedas. Croquetas gigantes, hamburguesas o prostitutas, todo se puede obtener por unas monedas en esta ciudad.
Caminamos por la tierra de los árboles caducos, las bicicletas, los canales y los museos de artistas perturbados. Adoro la luz que nos acoge y el anonimato con el cual nos movemos. Creo que quieres decirme que ojala los dos fuéramos 2 almas errantes en busca de la felicidad como hace tiempo, pero no te atreves a decirlo, porque respetas mi felicidad. Lo que no sabes es que daría la mía por la tuya, y que sé que el destino te debe algo, algo que vas a cobrarte en breve, y dar por culo a todos los que el algún momento lo dudaron.
Canales abiertos sin olor pestilente, felicidad cubierta de capas y capas de ropa, cuadros de brochazos con calaveras fumando y cangrejos enormes verdes, luz del norte de europa a tu disposición, casas barco, fábricas de alcohol y locales desconocidos con sustancias amigas.
Paramos en la tienda que hará que nuestros sueños adquieran forma aunque decidimos esperar a que se cumplan. Me cuentas todo sobre ellos, y sabes que frente a tus deseos solo puedo desearte buena suerte. Quiero que no te maten en la tierra donde te sientes en paz, quiero que algún día la comunidad mundial respete los derechos de tus antepasados sin duda alguna; pero sé que esa mierda la soñó mucha gente antes y que la mayoría están muertos.
Sé que es una utopía y que solo soñadores pueden atreverse a formularlo, pero me alegro de que todavía existan. Me alegro y te confieso mi envidia. Si, mi envidia por no tener sentimiento de arraigo con nada ni con nadie, por no tener unos ideales por los que luchar, solo unas personas a las que ser leal por encima de todo, incluso de mi mismo.
No podemos dejar de reir en el local del campeón mundial del tetrahidrocarabinol y vemos como la gente da vueltas corriendo sin parar. Decidimos ir a comprobar como es el mundo, con nuevos ojos. Todo es igual pero diferente, apreciando mucho mas las pequeñas diferencias . Esas casas con una pequeña separación debida al corrimiento de tierras, esas luces que atrapan cualquier mente despierta, esa sobriedad inquietante, el cazador cazado, el cofeeshop de los doors.


Ahora somos los que queremos un nuevo renacer, queremos que todos vean lo que vemos nosotros. No queremos tenerlo en secreto, queremos que toda la belleza de las luces y las sombras inunden todos los corazones del mundo, provocando lo que sentimos ahora.
Un árbol lleno de luces azules, una puesta de sol sobre un puente, un barrio reflejando la luz nocturna sobre el agua, casas-barco sobre los canales, un jardín perfecto adosado a una casa que crece en vertical, una teta de latón haciendo de baldosa , hileras de árboles fantasmagóricos, una belleza bailando en una habitación de 2x2 con una luz roja encima. Nosotros somos los únicos que podemos enseñarlo, que podemos capturarlo. Nosotros caminando sobre estas maravillas somos la foto que captura este momento.
Muerciélagos sobre ese cielo azulado-grisáceo, ovejas siguiendo la línea de caja del supermercado, monos haciendo cola en la fábrica de cerveza, niños corriendo en los parques entre fumadores de opio, paraguas vivos induciendo el coma en sus portadores, habitación 106, tranvías asesinos, ampollas traicioneras, ladrones de souvenirs, batman en la plaza del ayuntamiento, obama de cera, judíos vendiendo diamantes, (eso me recuerda a la charla de ayer y seguimos andando).
Levanto la vista y acabamos donde no debíamos acabar. El agua congelada está demasiado cerca y nos apoyamos en barras de madera demasiado peligrosas. Creo oírte decir que me darás una paliza si echo por la borda mi felicidad y pienso que tienes razón, solo un idiota dejaría marchar esta oportunidad, un idiota integral o un egocéntrico máximo incapaz de reconocer que necesita ayuda, y es en verdad esta última posibilidad la que me quita el sueño.

Pero a ti no, has encontrado a alguien. Tienes esa mirada que yo tenía hace 4 años. La sé reconocer pero no te digo nada, dejo que lo descubres tu mismo. Si, lo sé, soy un cabrón por no decirte nada, ¿pero tengo razón no? Nadie se cruza media europa para comprar unos zapatos a alguien que no le importa. Lo sabes, es pronto todavía, aun no quieres verlo, pero es así. Mientras tanto el dependiente de la tienda de zuecos las pasa putas intentando entenderte y yo me parto el culo en la puerta.
Miro por la ventana y ha llegado la hora de irse a casa. Llueve y todo hace indicar que no nos veremos en un tiempo. Entiendo que no ha habido nada especial, ni la ciudad, ni la gente, ni siquiera las drogas. Solo nosotros, nosotros como siempre hemos sido y espero que siempre seamos, porque si cambias en algo te daré una jodida paliza porque sé que tu harías lo mismo conmigo. Hasta pronto, tenemos que repetirlo.

7 comentarios:

LaU dijo...

Vaya diálogo, de estos qure te dejan sacar mucho de l que guardas y que de vez en cuando debes dejar salir, cómo se estrañan estas platicas con uno miso... si.

Saludos y que tengas un buen 2010.

conxa dijo...

intenso y extenso post.
Una jodida paliza....?????

Un beso, que disfrutes la noche.

ONUBIUS dijo...

Esos pequeños momentos en los que pueden ser grande cuando la vida nos sorprende con dulces poemas que reciclan una y otra vez nuestros deseos mas queridos, puede sorprendernos con un gran ramilletes de jazmines en pleno invierno, puede abastecer tus nublados con un gran cielo azul y decolorar tu tristeza hasta convertirla en el naranja mas esperanzador que puedas imaginar, para contagiarte de esa fuerza que a veces flaquea y que no siempre somos capaces de reinventar. Quiero dedicarte un sueño, un arco iris de ilusiones, un torrente de sensaciones y hasta la inmensidad convertida en sonrisa para este nuevo año que se nos viene encima, para que tus sueño se conviertan en realidad, para que tu sonrisa le gane el pulso a cuantas tristezas se atrevan a aflorar a tu alrededor. Dibuje para ti, mis mejores deseos de felicidad para este año nuevo, que no dudo se conviertan en realidad, lo dicho y escrito un FELIZ 2010

ABRAZZZUSSS DE AÑO NUEVO

PD:
Es un placer para los sentidos volver a leerte

ashtraygirl dijo...

aplausos

Logan y Lory dijo...

Ufff... uno debe respirar para asimilar este genial texto.

Un abrazo.

Katrina Van Dassos dijo...

Sólo añadiré: psylocibe mexicana...

WannaBeTheSkinnyBitch dijo...

Acabo de leer un comentario que me dejaste hace meses. Y me encontré con este texto increíble, veo todavía en mi cabeza las imágenes que me evocó mientras lo leía; y pienso todavía en las ideas que sacudió en mi cabeza. Bastante kunderianas algunas frases, me gusta. Sí, sí, me gusta.