miércoles, 21 de enero de 2009

Get together one more time


Me siento como un astronauta explorando un nuevo mundo.


Completamente perdido desde el primer paso sigo asombrandome con todo lo que veo. Efectivamente este es el momento en que he perdido la consciencia racional gracias a los alucinógenos. La luz del sol reflejada en la ciudad me hace preguntarme porque el ser humano es tan limitado en su estado normal. Como no puede pararse sin límite de tiempo a admirar esta belleza de tonalidades diferentes, cada una con un matiz de belleza extraordinario.


He puesto mi corazón sobre el hielo demasiadas veces, enterrando junto a él todo lo que pensaba que no existía. He neutralizado la parte de mi cerebro de donde provienen mis fantasmas y monstruos. Quería ir hasta su cueva y decirles que no les tengo miedo y que sé de donde vienen, y que solo salen porque yo les doy permiso. Quería que supieran que no pueden dominarme porque soy mas fuerte que ellos.


Pero al sumergirme en lo abstracto he descubierto que no existe la oscuridad total en mi corazón, sino que soy capaz de apreciar la belleza que me pasa normalmente desapercibida. Giger está a mi lado y me dice que todo va a salir bién, que no tengo nada de que preocuparme, que disfrute el momento.


Nisiquiera a él le puedo decir lo sorprendido que estoy de no encontrarme las visiones horrendas que tengo normalmente. Seria demasiado egoísta estropearle su viaje hablando de cómo me siento yo.


Seguimos caminando calles y calles y cada vez me siento mas a gusto y relajado. Creo que podría dar vueltas por esta ciudad durante días enteros. He dejado de preocuparme por las toentrías que normalmente saturan mi mente y disfruto como nunca. Disfruto porque soy capaz de ver lo bello que Giger me enseña y lo que no también. Disfruto porque no tengo una sombra acechándome en cada esquina, esperando torturarme. Disfruto porque soy feliz. Quizá tendría que empezar a asumirlo de una puta vez.

13 comentarios:

conxa dijo...

Pues quizá si,será cuestión de asumirlo.

Como siempre desgarrador.

Bitter dijo...

Porque nos cuesta tanto aceptar que podemos ser felices...a veces!

Karla dijo...

Vamos que te sientes feliz y transmites angustia, no entiendo nada.. Respecto a la falta de disfrute de las cosas sigo pensando que es la prisa la que nos nubla un poco la vista.

Rebeca dijo...

La felicidad no es perpetua, pero a veces una pequeña acción, como un paseo, nos puede acercar a ella, aunque luego de forma estúpida nos volvamos a dejar ganar por nuestras angustias.

Noche dijo...

Caramba, confieso que no entendi de lleno el mensaje..pero creo que en conclusión que: te encuentras disfrutando momentos de felicidad, pero al ser algo totalmente novedoso para ti, se convierte en algo extraño cargado de muchas dosis de ecepticismo..algo asi como ¿y en realidad esto me esta pasando a mi?

si, si...se lo que se siente.

Saludos nocturnos.

Menda dijo...

Feliz?
Tú?
............

*GEORGINA* dijo...

supongo que llegaste mas alla???
o casi rozaste una esperanza en la que tus pensamientos al fin te envenenaron?
bueno como sea...me gusto.
saludos cordiales
georgi

Mamen dijo...

La pregunta sería...¿Por qué nos da tanto miedo ser felices?

Bonita frase final la del post. Disfruta de este estado mientras puedas. Mola.

Que le den a los miedos y a los fantasmas ;-)

Lotte dijo...

La felicidad viene a través de cosas pequeñas, muy pequeñas...

Yo también tengo algo de miedo a ese sentimiento, a ser feliz y no saber disfrutarlo ni aprovecharlo. O a que se acabe. Ahora mismo estoy en ese punto y, la verdad, tengo más miedo a ser feliz que a no serlo...

Besos felices...

ESPEJO DE MI ALMA dijo...

claro que podemos ser felices eso esta en cada uno ...la felicidad viene segun el deseo de tu pensamiento y conla intensidad que la desees y la sueñes un beso para ti me enlazo espero tu visita

Julieta dijo...

que el vértigo nos sirva de motor...ser feliz, sentirse feliz a veces da miedo pero estamos de paso y no quiero paralizarme cada vez que algo bueno pase. Disfrute!

Relivee dijo...

Hola che,
Estamos haciendo un "programa de radio" con unos amigos. Es muy espontaneo e improvisado, y demasiado poco profesional,pero tiene buena onda.

www.ohh-radio.blogspot.com

Sería un placer que pases.

Un abrazo.

Laura dijo...

Es muy probable, que a veces nos topemos con la "felicidad" y le digamos: "hasta otra!". Hay gente que no es feliz por que no quiere. No hay mejor terapia que abrir la mente, el corazón y el alma. A despellejarse se ha dicho.
Un beso.